su camisa gris

Rechazando las bases. Ahora comprendo por que no es buena idea negar sin fundamento. Me siento como un niño que no se atreve a nacer, que le da miedo el mundo, amante del calor conocido. No conozco nada del exterior, excepto rumores, ruidos, pequeñas noticias. Y es que no quiero saber más, no quiero entender, estoy a gusto aquí. Se que me gustan cosas sin llegar a conocerlas, pues oigo desde dentro la lluvia, y me da paz el chisporroteo de las gotas en la ventana y el tejado, pero oigo también fuertes ruidos, monstruosos, de hombres y máquinas que me hacen preguntar, en qué consiste eso de mundo, cuantos hay fuera, como hicieron para aceptar las bases, firmar el contrato, olvidar el calor, y tomar como normal el frío y el espacio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a su camisa gris

  1. alba dijo:

    me encanta la foto , va perfecta con lo que escribes. Lo siento!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s