siento no haber sonreido

El tiempo no era infinito, no sabía que decirte, y el sol ya ni se ponía. La luna en los focos puesta, y tus ojos viendo a través de mí, buscando esa respuesta, que ya sabías. Ver estrellas en un cielo contaminado, campeón de la risa y la imaginación, tu mente colapsada por su belleza y su mirada no sabía que inventar, que decirte al oído, para no hacerte llorar, para no hacerme llorar. Tuve q decir la verdad.

            Nunca se me hizo tan difícil un camino cuesta abajo, y nunca vi a nadie correr así ante mi puerta. Nunca me pidieron algo tan sencillo y tan barato, como un beso en la mejilla, como una patada en los cojones. Nunca me pararon por un beso en la mejilla, y menos por una sonrisa, nunca me agarraron por la espalda para aguantarme otro rato, nunca estuve en un árbol tan íntimo y cerrado, estabas ahí, a mi lado, nunca pensé en el peligro de correr cazando estrellas, caí por un precipicio.

            Dónde estabas cinco minutos antes de mirarte, te soñé despierto, vi olas y flores, en cuestión de segundos tus labios fueron deseo y descanso, música añorada que un día escuchaste, no recuerdas los títulos, donde encontrarla.

            Pies en el suelo y brazos en mi cuello, mirando a sus ojos, no salió ni una sonrisa de mis labios, no podía haber una ligera brisa externa, la culpa no la tenía yo, la tenía la tempestad interna y eterna que en mí un día despertaste con lo que ahora me pedías entre rejas y árboles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s